Como debes plantar los calçots en casa?

La cebolla blanca que le proporcionamos es una variedad seleccionada por la IGP Calçots de Valls. Las cebollas que os seleccionamos tienen un diámetro entre 7 y 12 cm para que no sean ni demasiado grandes ni demasiado pequeñas. Está seleccionada para hacer unos calçots dulces con una media de 10 piernas.

Momento de plantar

El momento para empezar a plantar es a partir de mediados de agosto y tenemos tiempo hasta finales de septiembre. El cambio climático está haciendo retrasar la plantación, ya que las últimas semanas de agosto tenemos a menudo episodios de calor más extrema.

Como plantamos en CalçotsAway 

Después de más de 40 años y tres generaciones te enseñamos cómo lo hacemos. Somos pequeños productores de calçots y buscamos unos calçots de máxima calidad. Nuestra manera de trabajar no es viable en grandes productores, pero puedes utilizarlo en casa. Estos son los pasos:

        1. Cortamos todas las cebollas por la parte de arriba, así avanzamos la brotación del calçot. A pesar de ser pequeños productores nos lleva bastante trabajo, piensa que plantamos unas 40.000 cebollas! Como debemos cortarla cebolla blanca del calçot
        2. Una vez las tenemos cortadas las ponemos en el suelo en bancales separados 80 cm y dentro del bancal dejaremos 20-30 cm entre cebolla y cebolla (dependiendo del tamaño de la cebolla).

        3. Una vez las hemos puestas dentro del bancal las aplastamos con el pie para que queden bien clavadas.Pensad que a finales de agosto – principios de septiembre es una época de tormentas fuertes. Si cae un diluvio y la cebolla no está arraigada es probable que la arrastre el agua.
        4. Una vez plantadas las regamos para que empiecen a arraigar. La raíz sale muy rápidamente, con unos 5-7 días hace movimiento (crece una raíz nueva de un blanco intenso) lo notaremos porque si la intentamos desclavar del suelo, la raíz nos pone resistencia.
        5. Las primeras semanas se debe regar a menudo. Aunque los calçots es un cultivo que no necesita mucha agua, las primeras semanas (3 o 4) es importante regar para que la cebolla tenga humedad para desarrollarse.

Para regar utilizamos aspersores, es el método que más se parece a la lluvia natural y en el cultivo de los calçots es el mejor. Si bien el riego gota a gota puede ahorrar un poco de agua en cultivos extensivos de calçots, no es lo suficientemente eficiente para cultivos pequeños por varios motivos: el poco consumo de agua, el hecho de tener que mover la tierra para calzar y que es una cosecha muy seleccionada que se alarga de noviembre a abril.